SEO de contenidos con WordPress ·1: Planificación y SEO técnico

SEO de contenidos: creación de una entrada con WordPress
Las entradas, en cuanto contenido dinámico, están en el centro del SEO de contenidos. Fuente: Pîxabay

El SEO de contenidos o SEO OnPage es la parte más importante del posicionamiento actual y es, además, la parte más importante para periodistas y comunicadores. Puede alegarse, no sin razón, que un SEO eficaz requiere también del link building, o construcción de enlaces (SEO OffPage, por otro nombre), pero nosotros consideramos los contenidos prioritarios porque son los que justifican todo lo demás, al menos en el contexto de la comunicación social.

Recordemos a este respecto, nuestra propuesta de definición de SEO de contenidos:

El SEO de contenidos consiste en el conjunto de tratamientos y operaciones adicionales que puede aplicarse a un contenido de calidad que ha sido redactado exclusivamente con destino a los lectores. Estos tratamientos adicionales tienen como objetivo asegurar que los contenidos tengan la máxima visibilidad y lleguen con facilidad a su público potencial a través de buscadores, redes sociales u otras clases de aplicaciones, tales como agregadores de información.

Fuente: SEO de contenidos para comunicadores

En esta serie nos proponemos presentar de manera muy práctica y de la forma más directa posible, lo esencial sobre el SEO de contenidos que necesita saber un profesional (o un estudiante de comunicación) que, o bien debe empezar un nuevo proyecto digital usando un CMS (sistema de gestión de contenidos) como WordPress o bien debe revisar la política de posicionamiento de un sitio preexistente.

Los pequeños equipos de jóvenes emprendedores forman el núcleo de muchos proyectos digitales de comunicación. Fuente: Pixabay

Escenario

Nuestro background son pequeños proyectos en equipo y/o en presupuesto, pero no en ambición, ni en calidad. Estamos pensando en periodistas que se han decidido por tener un perfil digital propio en Internet, o en pequeños grupos de jóvenes emprendedores con poco presupuesto pero muchas ganas de trabajar bien.

También pensamos en un estudiante o un equipo de estudiantes que deben resolver de manera profesional y solvente el encargo de un exigente profesor en el seno de una asignatura en  algún grado de Comunicación Social: Periodismo, Comunicación Audiovisual o Publicidad y Relaciones Públicas, y no se conforman con resolver el expediente de cualquier manera, quieren aprovechar para crear contenidos de calidad y hacer así una aportación valiosa a la Red.

Estructura del SEO de contenidos

Por último, nuestra esperanza es que a periodistas y otros profesionales que hace tiempo están involucrados en temas de publicación en la web tampoco les vaya mal revisar esta entrada, o eso nos gustaría creer.

Como sea, los contenidos previstos de esta serie son los siguientes:

PRIMERA PARTE – PREPARACIÓN INICIAL > esta entrega

  1. Planificación inicial
    1. Tema, público y objetivos
    2. URL del sitio
    3. Título y descripción corta del sitio
    4. Categorías principales
    5. Coautores del sitio
    6. Selección de plantilla (tema)
    7. Primera estructura de navegación
  2. SEO técnico
    1. HTTPS
    2. Plugins de SEO
    3. Plugins de seguridad
    4. Comentarios
    5. Plugins de redes sociales
    6. Robots.txt
    7. Sitemap
    8. Search Console y Google Analytics
    9. Ajustes del escritorio de WP
    10. Velocidad de carga
    11. Web móvil

Siguientes entregas:

SEGUNDA PARTE  – EDICIÓN Y DIFUSIÓN

  1. Páginas y entradas
    1. Características
    2. Utilización
  2. Edición
    1. Contenido
    2. Palabras clave
    3. Hiperenlaces
    4. Categorías y Etiquetas
  3. Metadatos y difusión
    1. Imágenes
    2. URL
    3. Buscadores
    4. Redes sociales
  4. Framework RCP
    1. Presentación
    2. Componentes

TERCERA PARTE – TAXONOMÍAS Y NAVEGACIÓN

  1. Taxonomías
    1. Qué es una taxonomía
    2. Categorías y Etiquetas
    3. Edición y mantenimiento
  2. Estructuras de navegación
    1. Menú principal
    2. Menús secundarios
    3. Enlaces relacionados

Sobre esta distribución de contenidos nos gustaría hacer una pequeña observación. Al prepararla nos dimos cuenta de que, en realidad, todo está relacionado con todo, de manera que cualquier distribución lineal, como la que proponemos, será discutible. Por ejemplo, necesitamos utilizar Categorías desde el principio, pero hasta la tercera parte no las trataremos. No hemos encontrado la forma de resolverlo más que introduciendo de manera superficial algunos temas en las primeras secciones para luego volver sobre ellos.

Como sea, en esta ocasión, nos ocuparemos de los contenidos de la Primera Parte, a saber: 1. Planificación inicial y 2. SEO técnico

La planificación de ciertos aspectos antes de empezar con un sitio web es esencial, incluso en aquellos casos que parece que todo “cae por su peso”. Fuente: Pixabay

Planificación inicial

En este apartado incluimos las cosas que es conveniente tener planificadas, y por tanto decididas, antes de contratar el alojamiento y servicio de hospedaje para nuestro nuevo proyecto, o bien, las cosas que debemos revisar si nuestro escenario es el de un sitio preexistente.

En ambos casos, el consejo es anotar todo lo que se decida en un documento escrito que, si es el caso, someteremos a discusión con nuestros compañeros de equipo (si es un equipo de una sola persona, puede discutirlas delante de un espejo).

Aquí, las voy a presentar como si fuera una cuestión que podemos decidir en una sesión de trabajo unitaria, tal vez porque ya lo tenemos todo muy meditado o porque, por la razón que sea, todo cae por su peso. Pero lo cierto es que decidir todos los puntos de la planificación inicial puede requerir diversas jornadas de análisis, incluyendo la necesidad de estudios y de debates entre los miembros del equipo.

Las Categorías de navegación de The Conversation
Las opciones del menú principal de The Conversation (Edición Global) corresponden a las Categorías principales a las que son asignadas las diferentes noticias. Disponer previamente a la creación del sitio de un primer grupo de Categorías es ideal. Vemos que en el caso de este medio, utiliza 6 categorías, aunque el etiquetado (labeling) para nombrarlas utiliza pares de términos.

Como sea, se trata de tomar decisiones y, en su caso, implementar los resultados correspondientes, sobre los siguientes puntos:

  1. Tema, público y objetivos. El triángulo esencial de cualquier proyecto de publicación.  Decidiremos: cuál es el tema o temas de nuestro sitio; a qué público nos dirigimos, expresado en forma de datos demográficos, intereses, nivel cultural, etc. y con qué objetivos. De aquí, deberíamos poder seleccionar algunas palabras clave que consideremos esenciales para caracterizar lo esencial de nuestro sitio. Para desarrollos muy profesionales, hay toda una serie de técnicas que aquí obviaremos porque nos llevarían por derroteros muy alejados de la intención de esta entrada. No obstante, al menos mencionaremos dos técnicas que siempre pueden estar a nuestro alcance: la primera consiste en llevar a cabo un pequeño estudio de benchmarking, para lo cual deberíamos buscar unos cuantos sitios web  comparables a lo que nosotros pretendemos y que tengan buena visibilidad, a fin de estudiarlos y ver qué podemos aprender de ellos. La segunda herramienta es la utilización de la técnica de personas y escenarios, que nos puede ayudar mucho a visualizar nuestro sitio con los ojos de los usuarios a los que se supone que nos queremos ganar. De paso, nos ayudará en el diseño de las secciones y de las Categorías o ítems de navegación del sitio.

  2. URL del sitio. Es conveniente utilizar ULR cortas en lo posible y de la cual forme parte al menos de una de las palabras clave del sitio, lo cual incluye especialmente la marca si es el caso. Además, cualquier contenido futuro de nuestro sitio añadirá caracteres a la URL, donde también podremos añadir palabras clave. Volvereremos sobre esto en el apartado de SEO técnico con motivo de los Ajustes de Lectura y de las direcciones tipo https.

  3. Título y descripción corta. En sitios gestionados por WordPress (y en otros CMS, suponemos) podemos utilizar dos nombres para nuestro sitio: (1) el nombre corto que coincide con el título del mismo, y (2) una frase o descripción corta que ayuda a entender de manera muy rápida los contenidos y objetivos del mismo. Por ejemplo, el título (nombre corto) de The Drum no nos dice gran cosa, pero su descripción corta: Marketing, advertising, design and digital news, nos lo dice todo. La descripción corta puede aparecer, o no, en la cabecera del sitio, pero en ambos casos forma parte del título completo a efectos de Google, y por tanto, del SEO.

  4. Categorías principales. En un sitio gestionado por un CMS como WordPress, las categorías a las cuales asignaremos las noticias o entradas que vayamos publicando reciben justo este nombre, Categorías, y son una de las dos taxonomías que encontramos previamente definidas en una instalación estándar de este CMS. Para esta fase de planificación necesitaremos disponer de al menos dos Categorías, aunque lo ideal sería disponer de la estructura completa de Categorías (y subcategorías en su caso) que pensamos emplear para organizar los contenidos, aunque esto es contradictorio con un sitio que empieza. Como norma general, se recomienda disponer de entre 4 y 10 Categorías, con un número igual si es necesario de subcategorías  (suponemos siempre sitios vinculados con comunicación, para comercio electrónico, la regla sería otra). La idea básica es que las Categorías expresarán los contenidos principales del sitio, así que se supone que al menos tendremos idea de dos o más de tales contenidos, a cada uno de los cuales le asignaremos una palabra o expresión concreta, que será la Categoría. Estas mismas Categorías las podremos utilizar para formar la base de nuestros sistemas de navegación (punto 6).

  5. Coautores del sitio. Para WordPress, los diferentes coautores son denominados usuarios del sitio. Hay varios perfiles de autores previstos, desde el Administrador que posee los máximos privilegios, hasta el colaborador, cuyos contenidos necesitan autorización previa para ser publicados. Salve que se trate de un blog de autor, que lógicamente, solo tiene uno, para blogs o sitios de comunicación, el consejo es que haya varios autores, al menos 3 o 4. Cada autor debe tener su perfil y, con el tiempo, Google tiene que comprobar que las entradas que publica este sitio tienen, efectivamente, diferentes autores. Esto es muy beneficioso no solo para la riqueza y variedad de los contenidos, sino para el SEO, porque Google tiende a dar mayor peso a sitios multiautor, si además los considera de calidad y que proporcionan información propia. Nos ayudará tener la lista de coautores, con nombre, nombre de usuario, correo electrónico, etc. para poder empezar a darlos de alta tan pronto tengamos el sitio creado. Es importante que las páginas de cada coautor en WordPress estén bien definidas, con descripciones y CV de cada uno. 

  6. Selección de plantilla (tema). El tema (o theme) es esencial no solamente para el aspecto y la usabilidad que tendrá nuestro sitio, sino también para el SEO.  Deberíamos elegir un tema que cumpla con estos requerimientos: (1) ser lo más ligero posible. es decir, de carga rápida, (2) estar preparado para el SEO, sobre todo para el uso de datos estructurados de tipo schema, (3) ser responsive, es decir, optimizado para móviles y (4) soportar el uso de diversos menús y widgets, Para seleccionar el tema que responda mejor a estos criterios es aconsejable buscar en la web y después hacer pruebas con versiones demo antes de comprar el tema. Actualmente, dos de los temas que parece que responden mejor a estos requerimientos son GeneratePress (ideal para no diseñadores) y Genesis Framework (ideal para personas con conocimientos de CSS y diseño gráfico).

  7. Primera estructura de navegación. Con las Categorías (y en su caso, subcategorías) de que disponemos ya podemos crear al menos una primera estructura de navegación, cosa que en WordPress podemos hacer desde los ajustes de Apariencia, en una sección específica denominada Menús. Podemos asignar cualquiera de estos elementos como ítems de navegación: Páginas, Entradas, Categorías, Etiquetas y Enlaces personalizados. En algunos temas es posible que necesitemos publicar entradas, aunque sean borradores, para que las Categorías aparezcan en el menú. La navegación principal ideal estaría basada en las Categorías principales (entre 4 y 10), sin excluir la necesidad de añadir dos o tres páginas (típicamente, las de “Acerca de”, “Aviso Legal”, etc.). También se pueden utilizar Etiquetas en la navegación, como vemos, pero cuando tratemos las taxonomías (en próximas entregas) también veremos que no es la opción preferente.

Los ajustes de lectura de wordpress también afectan al SEO de contenidos
Los Ajustes del Escritorio de WordPress tienen diversos apartados, como este de Lectura, que es preciso revisar con atención para afinar al máximo el funcionamiento de nuestro sitio. Uno de los ajustes característicos consiste en la opción de que la página principal muestre contenidos dinámicos, es decir, la últimas entradas, en lugar de un contendio estático.

Los ajustes de Menús, dentro de Apariencia en el Escritorio de WordPress. Vemos que podemos elegir el menú que queremos modificar, en este caso, el principal, así como los cinco tipos de componentes que pueden formar parte del mismo (izquierda). También podemos ver una parte de la estructura de navegación con subelementos, que son los ítems de menú anidados en el menú principal. Se despliegan cuando se hace clic o pasa el cursor por el elemento principal.

SEO técnico

Digámoslo de una vez: esta es una de las partes más planas (por no decir aburridas) del SEO. La suerte es que, en teoría, solo nos ocupamos una vez o solo de vez en cuando, de este aspecto. Otra cosa es que, aburrida o no, es una parte esencial. De hecho, hemos visto sitios enteros, correspondientes a proyectos (en teoría) profesionales, completamente fallidos a efectos de SEO por no haber solucionado bien alguno solo de estos temas. Para algunos de estos aspectos necesitaremos acudir al servicio ténico de nuestro alojamiento, por lo cual es muy importante buscar proveedores de alojamiento que proporcionen un buen soporte o bien necesitaremos de un especialista.

  1. HTTPS. Este apartado, en teoría, debería ser muy fácil (observen el condicional), sobre todo si el sitio dispone de un alojamiento de calidad. Si vamos a contratar un sitio por primera vez, debemos elegir un servicio de alojamiento que nos ofrezca de entrada direcciones tipo https (la s final, es por secure). Si nuestro sitio existe desde hace algún tiempo, debemos consultar cuanto antes con nuestro proveedor de alojamiento la manera de tener direcciones https, a poder ser de forma gratuita. También deberemos pedir que los redireccionamientos funcionen de forma transparente, es decir, que si alguien incluye (aunque ya casi nadie lo hace) el protocolo http como parte de la dirección, como en http://loquesea.com, redireccione sin problemas y de forma transparente a https://loquesea.com. Por supuesto, también tendremos que asegurarnos que el redireccionamiento funciona si alguien escribe la dirección sin incluir el protocolo, como en: loquesea.com. Disponer de direcciones URL seguras  es cada vez más importante. Si se trata de un sitio preexistente que no tiene una dirección https, solicítela cuanto antes a su proveedor de alojamiento o hable con el técnico que gestiona su sitio para que se ocupe. Cabe considerar que existe una uniciativa, apoyada por las principales asociaciones de Internet, para que cualquier sitio pueda tener direcciones https de forma gratuitahttps://letsencrypt.org/

  2. Plugins de SEO. Consideramos que es imposible hacer un buen SEO sin un buen plugin, o al menos, es innecesariamente más difícil y complicado. El mejor plugin de SEO según casi todos los analistas es SEO Yoast. No obstante, siempre hay quienes prefieren otro plugin que también tiene una gran implantación: All in One SEO. En este artículo de uno de los blogs de mayor prestigio sobre WordPress comparan ambos. Nosotros nos centraremos en YOAST en las siguientes entradas de esta serie, pero casi todo lo que digamos sirve para ambos. Además de otras funciones que examinaremos, un plugin de SEO es ideal para ayudar, y mucho, con los puntos 6 a 8 de esta lista.

  3. Plugins de seguridad. Puede parecer que los temas de seguridad no tienen relación con el SEO, y ciertamente así es. Pero necesitaremos ocuparnos de temas de seguridad si queremos que nuestra inversión en el contenidos y en SEO sirvan para alguna cosa. La cuestión es que necesitamos instalar lo antes posible al menos dos plugins de seguridad. El primero, es el macropluguin Jetpack. Lo consideramos imprescindible porque además de añadir una capa de seguridad bastante eficiente, aporta otros complementos muy útiles para acelerar la carga de nuestro sitio y para difundir contenidos en redes sociales (siguientes puntos). Además, necesitaremos un plugin de seguridad adicional que añada reglas adicionales para proteger nuestro sitio de secuestros y de spam en los comentarios. Uno de los más utilizados es iThemes Security, pero hay otros muchos. Como en el caso anterior, podemos hacer una búsqueda en Internet para encontrar referencias antes de decidirnos por uno u otro. En este artículo de un proveedor de internet de prestigio, se comentan algunos.

  4. Comentarios. Un aspectos que vale la pena decidir también desde el principio es si nuestro sitio aceptará (o no) comentarios. Originalmente, se consideraba que un blog debía tener comentarios. Actualmente, se ha desmitificado este asapecto y más bien se ha demostrado que aceptar comentarios puede ser negativo si no se dispone de tiempo para administrarlos. En tal caso, es mejor evitarlos, con lo cual de paso solucionamos una de las fuentes de inseguridad de los blogs. Hay algunos plugins que nos pueden ayudar o bien a administrar comentarios, como JetPack, con su complemento Akismet, o bien a desactivarlos en todo el sitio, como Dissable Coments.

  5. Plugins de redes sociales. La misión de estos plugins es difundir, de la forma más automatizada posible (sin caer en el spam) nuestras entradas. La lista donde elegir es muy amplia. Nosotros proponemos las funciones que incorpora el macroplugin Jetpack porque de este modo tenemos esta funcionalidad sin necesidad de descargar un plugin adicional. A algunos SEO no les gusta porque es poco agresivo y tiene muy pocas opciones, pero a algunos nos gusta precisamente por esto: apenas molesta a los lectores, es ligero y muy sencillo de configurar. No obstante, remitimos a la lista del enlace superior para quienes deseen tener más donde elegir.

  6. Robots.txt. El fichero robots.txt es útil para asegurarse de que nuestro sitio permite el acceso a los robots de los buscadores a las páginas y secciones que nos interesan y que, en cambio, bloquea el acceso a las secciones que no deseamos que sean visibles en el buscador. El mejor consejo, para usuarios no técnicos, es utilizar un plugin de SEO como cualquier de los indicados en el punto 3 para configurar y editar (si es el caso) este fichero. Lo más importante es asegurarse de que no está cerrando el paso a los buscadores por una mala configuración. Esto se puede controlar de forma muy fácil si utilizamos un plugin como los mencionados.

  7. Sitemap. Un archivo sitemap es un documento en formato XML que contiene, como su nombre indica, el mapa o estructura de nuestro sitio, junto con otras indicaciones útiles para los buscadores. Como en el punto anterior, para usuarios no técnicos, lo mejor es utilizar un plugin de SEO como los indicados en el punto 3 para que se encargue de su creación.

  8. Search Console y Google Analytics. Se trata de dos herramientas imprescindibles. Search Console es una herramienta que Google pone al servicio de los administradores y responsables de un sitio para asegurar la correcta indexación de nuestro sitio por parte de Google. Además, nos permite contactar directamente a los servicios de Google en caso de detectar y reportar errores, para solicitar la (re)indexación de partes de nuestro sitio, comprobar la calidad del código de nuestro sitio, etc. Debemos dar de alta los sitios nuevos en Search Control o revisar que estén dado de alta sitios preexistentes. Una vez dado de alta, de nuevo los plugins de SEO nos ayudarán a vincular nuestro sitio con Search Control. Por su parte, Google Analytics es la herramienta que nos permite analizar con todo lujo de detalles el comportamiento de nuestro sitio en la página del buscador, el origen de nuestro tráfico, las palabras clave utilizadas por los usuarios, etc. Como en el caso anterior, los plugins de SEO nos ayudarán para conectar la administración de nuestro sitio con la página de Analytics. Son herramientas con diversos niveles de complejidad, en especial esta última. Aunque una formación especializada es fácil identificar las informaciones y funciones principales, si queremos usarlas en toda sus dimensiones requieren formación. Afortunadamente, abundan tutoriales de calidad sobre el tema, como este sobre Search Console o este sobre Google Analytics, así como numerosas clases sobre el tema en YouTube. Si nos gusta la analítica de tipo cuantitativo, estas dos herramientas nos prometen horas de entretenimiento. 

  9. Ajustes del Escritorio Este último apartado de lo que llamamos SEO técnico se refiere al del mismo nombre que aparece en el Escritorio de administración de WordPress. Contiene una lista relativamente larga de aspectos que debemos revisar si queremos afinar al máximo el funcionamiento de nuestro sitio.  Por mencionar solo las más importantes: en los Ajustes generales podemos definir el título y la descripción corta (aunque también la podemos modificar desde el tema), el idioma y la zona horaria. Además, hay Ajustes de Lectura, Escritura, Medios y Enlaces permanentes que también debemos examinar con cuidado y modificar si es el caso.  No obstante, para no hacer este apartado demasiado largo, el ajuste que más nos debería preocupar es el de Enlaces permanentes, en el cual deberíamos seleccionar enlaces que se formen o bien a partir del nombre de la entrada (recomendado) o bien mediante una estructura personalizada siempre que la usemos para incluya palabras clave del título. 

  10. Velocidad de carga. La velocidad a la que carga nuestro sitio es un tema esencial, aunque en nuestro ámbito (la comunicación y el periodismo) no es de naturaleza tan crítica como en el comercio electrónico. No obstante es siempre un componente muy importante. En la velocidad de carga intervienen muchos factores, siendo el principal, probablemente, la calidad del servicio de alojamiento que utiliza nuestro sitio. Otros factores importantes son la plantilla, o tema, utilizado, los plugins (utilizar muchos plugins ralentiza la carga) y usar imágenes muy pesadas. Algunas cosas que ayudan a mejorar la velocidad de carga son el uso de sistemas de caché (los mejores alojamientos suelen proporcionarlos) y el de sistemas denominados CDN que minimizan el acceso desde sitios alejados de nuestro servidor, como CloudFlare, que dispone de versiones gratuitas. De todos modos, estos temas deben resolverse con ayuda de los servicios técnicos de nuestra empresa de alojamiento, o debemos contar con la ayuda de un técnico. Otro problema típico de WordPress suele ser utilizar muchos plugins, sobre todo si nuestro contrato de alojamiento no es de los más rápidos. Es mejor usar solamente los esenciales. Si con un plugin podemos hacer varias cosas, es mejor que utilizar varios plugins por separado, y sobre todo es esencial no duplicar funciones. Un grave defecto de muchos artículos que recomiendan plugins para WordPress es que no advierten de la esto. Se pueden encontrar artículos donde recomiendan a la vez, pongamos por caso, JetPack y una serie de plugins separados para cosas que ya hace JetPack. Hay que tener cuidado con esto.

  11. Web móvil. Lo señálamos en último lugar, pero es de los aspectos más importantes. La mayoría de sitios reciben más visitas desde dispositivos móviles que desde ordenadores de escritorio. En este apartado, hay dos aspectos a considerar. El primero, la plantilla o tema, como ya hemos señalado en el punto 2 debe ser responsive, esto es adaptada a la web móvil. Las mejores plantillas lo son, y es difícil encontrar una plantilla moderna que no lo sea, pero hay que asegurarse. El otro aspecto tiene que ver con cosas que ninguna plantilla, por muy bien diseñada que esté, podrá solucionar. Se trata del uso de tablas, con el que hay que tener cuidado de que no tengan muchas columnas, e imágenes. En este último caso hemos de ser conscientes de que algunas imágenes, especialmente, infografías, no se verán de forma adecuada en dispositivos móviles. Aquí podemos considerar utilizar alternativas o ser muy cuidadosos con el diseño de las mismas y hacerlas pensando también en los móviles. Afortunadamente, las pantallas del parque de los dispositivos móviles no deja de crecer, y pronto, si no ya, pantallas de 5 pulgadas o más serán la norma. Aún así, una pantalla de 5 pulgadas es mucho más pequeña de una de un ordenador de escritorio, por lo cual, el mobile first, sigue siendo imperativo.

Plugins como el de Jetpack, con funciones para optimizar la velocidad de carga de nuestro sitio y para automatizar la distribución de contenidos en las redes sociales forman parte tanto del SEO técnico como del SEO de contenidos.

Conclusiones

Hemos examinado la primera de las tres partes en las que hemos dividido nuestra serie dedicada al SEO de contenidos y pensada para estudiantes o jóvenes profesionales de la comunicación que afrontan la creación de un sitio web o trabajan por primera vez en un proyecto de comunicación digital.

Por diseño expreso, a fin de poder presentarlo todo de una forma comprensiva, hemos tratado los temas de Preparación inicial y de SEO técnico como si se pudieran resolver en una jornada de trabajo unitaria, y de hecho se puede. Lo que no excluye escenarios en los que se requiera mayor tiempo de análisis, y por tanto, diversas jornadas de preparación, debate, etc., según el alcance del proyecto, las personas implicadas, el nivel de inversión, etc.

Uno de los apartados, no obstante, donde parece que casi ningún nivel de planificación previa se revela suficiente (como muchos hemos experimentado con frustración) es en el de la elección de las Categorías a las que asignaremos los contenidos y que deberán formar la parte de la navegación principal de nuestro sitio. 

En definitiva, nos estamos refiriendo al aspecto clave de la taxonomía de nuestro sitio, al que dedicaremos un apartado completo, pero sobre la cual ya se pueden consultar cosas en entradas previas que hemos publicado sobre el tema.

Otra cuestión es que se trata, a  veces, de un pez que se muerde la cola: hasta que no tenemos algunas entradas, no sabemos con detalle qué categorías utilizaremos, por tanto, nos falta la visión completa de lo que necesitaremos. Después, cuando vayamos mejorando esta visión, tal vez nos veremos obligados a cambiar la estructura de la taxonomía, lo que puede llevar a modificar enlaces, que siempre es un problema para el SEO, etc.

Por eso decimos que lo ideal sería disponer previamente de la estructura completa de la taxonomía, pero esto es algo que solo está al alcance de ciertos proyectos.

En las próximas entregas nos ocuparemos del resto de apartado que hemos listado más arriba. Mientras tanto, puede revisar otras entradas relacionadas, en las que tratamos aspectos complementarios, en el enlace siguiente:


Otros artículos de la serie SEO de contenidos con WordPress y una presentación descargable:


Anexo 1: Lista de sitios mencionados en el texto

Por si puede ser útil, a continuación, la lista de los diferentes sitios enlazados a lo largo del texto de la entrada:

Anexo 2: número de ítems en la navegación principal

Con el tiempo, se ha impuesto la idea de que los sitios web tienen una navegación principal y una o más navegaciones secundarias, auxiliares o complementarias. La navegación principal es la que suele presidir la página, al lado del título, y se caracteriza por ser constante, es decir, por mantenerse invariable a lo largo de todo el sitio. El número de ítems de esta navegación principal debe ser necesariamente limitado, tanto por razones de diseño como por razones cognitivas y de usabilidad. Suele invocarse la regla de “7 más menos 2”, es decir que el número óptimo de ítems iría de 5 a 9. Naturalmente, no es una franja inamovible y podemos tener un poco menos o un poco más, de aquí que los amantes de los números pares solemos llevar la recomendación a la franja de 4 a 10.

Anexo 3: ¿cae por su peso?

Cuando los aspectos de planificación previos se refieren a cierta clase de sitios, es posible que, como decimos, las decisiones caigan por su peso. Por ejemplo, supongamos una asociación de tipo cultural cuyo objetivo es la promoción de la literatura y el arte en nuestro municipio. Con buen criterio, el equipo responsable de comunicación considera que la asociación necesita un sitio web para dar a conocer sus actividades y para el mejor cumplimiento de sus objetivos y actividades.

Tal sitio necesitará, sobre todo, publicar los eventos programados, reseñas o resúmenes de tales eventos una vez transcurridos, transcripciones y vídeos de las conferencias, artículos de miembros de la Junta o de miembros de los grupos de trabajo relacionados con los temas de la asociación, tal vez un boletín mensual o trimestral para mantener la relación con los asociados, etc. En esta clase de sitios web, la definición de temas, objetivos y públicos viene determinada por la entidad u organismo al que sirven, es por lo que hemos usado, la expresión “cae por su peso”.

Preparar el documento de planificación previa, entonces no debería llevarnos más allá de una jornada de trabajo. Pero aún así, anotarlas y tomarse la molestia de considerarlas un par de veces, así como discutirlas en equipo, si tenemos esa oportunidad, seguro que nos rinde beneficios. Y seguro que un pequeño ejercicio de benchmarking ayudará considerablemente a refinar las ideas, al poder comparar nuestro sitio con otros similares. En este caso, lo esencial es buscar sitios de la mejor calidad posible, ya que nos conviene compararnos con los mejores casos, no con los peores.