SEO académico: las propuestas de 6 editoriales internacionales para promocionar a sus autores

Cabecera de la propuesta de SEO Académico de una de las importantes editoriales consideradas, Wiley, en este caso. Tal como indica se trata de asegurar que nuestro trabajo sea visto, leído y citado, lo que constituye sin duda un magnífico eslogan para el caso.

El SEO académico (ASEO por su acrónimo inglés) está formado por el conjunto de procedimientos, y por las herramientas que le dan soporte, cuyo objetivo último es incrementar la probabilidad de citación de los trabajos de un autor o de un grupo de investigación. 

Para evitar equívocos: no vamos a ver artículos sobre SEO académico, sino las medidas que una serie de editoriales proponen a sus autores para mejorar el impacto de sus publicaciones. 

Una forma más amplia de definir el SEO académico, si acudimos a la propuesta de Wiley, una de las editoriales consideradas, sería asegurar que nuestro trabajo sea:

  • visto,
  • leído y
  • citado

Para que tal cosa sea factible, obviamente es necesario que esa producción obtenga la mayor visibilidad posible en diversas plataformas, cosa que incluye, además de bases de datos, redes sociales, buscadores académicos y repositorios.

Ir al análisis de las propuestas editoriales

Ahora bien, existe un cierto consenso en que el SEO académico puede desagregarse en dos grandes secciones, como muestra el siguiente diagrama:

Diagrama básico del SEO académico mostrando sus dos ramas principales: pre y postpublicación. Fuente: elaboración propia

Como vemos, tenemos dos apartados y una relación de influencia mutua :

  • SEO prepublicación. La estrategia de palabras afectará a las búsquedas en el sentido de que nuestro artículo contendrá las palabras clave para las que esperamos que sea considerado relevante por parte de los buscadores. Por así decirlo, afecta a la indización. Aporta las palabras para las cuales el artículo se considerará relevante con independencia de otros factores. Consistirá principalmente en decidir para qué palabras clave nuestro artículo debería/podría ser relevante y ser consecuentes con tal elección, procurando que tal palabra clave aparezca en el título, el resumen y el cuerpo del artículo. Una variedad de esta modalidad de SEO incluye estudiar qué modalidad o variación de palabras clave son más utilizadas en el ámbito concreto al que queremos impactar.
  • SEO postpublicación. Con la estrategia de difusión (p.e. con acciones de autoarchivo en repositorios y otras), conseguimos que el artículo sea visible desde distintas plataformas  y, por tanto, afecta a la probabilidad de que el artículo alcance a lectores interesados de tales plataformas. Por tanto, consiste en hacer que el artículo sea accesible en modo online (con artículos cerrados o solo con versión impresa también puede funcionar pero es mucho más difícil), y a partir de aquí difundir los enlaces de acceso por todos los medios posibles: redes sociales académicas, redes sociales generalistas, blogging, notas de prensa, reseñas, etc.
  • Interacción. Los dos puntos anteriores se refuerzan entre sí: un artículo optimizado para determinadas palabras clave ocupará mejores posiciones en los buscadores (justo para esas palabras clave), un artículo más visible debido a su presencia en diferentes plataformas incrementa su probabilidad de ser citado, lo que mejora su posicionamiento en los buscadores y en otras plataformas, etc.

Veremos que  las editoriales insisten tanto en las acciones postpublicación como en la conveniencia de revisar aspectos vinculados con las palabras clave de nuestro artículo, o prepublicación. No obstante, el peso principal lo destinan a considerar el primer aspecto, es decir, la difusión y promoción una vez publicado. 

Obviamente, se trata de un interés egoísta: promocionando los artículos de sus autores individuales, mejora el factor de impacto de la revista de forma global. Ahora bien, es un egoísmo legítimo y transparente que, además, beneficia también al autor. Por tanto, una característica estrategia win/win. Si nos lo estamos preguntado, también beneficia al lector, porque un SEO académico bien desarrollado tiene la función de conectar de manera más eficiente los mensajes (artículos) con sus destinatarios (lectores).

Como sea, a consideraremos el SEO postpublicación antes de examinar las propuestas de un grupo de seis editoriales académicas,

SEO postpublicación

Como nuestra principal preocupación es el autor, en el diagrama que sigue veremos  que la identidad digital es un paso previo con objetivo de unificar las métricas, o dicho de otro modo, evitar que se dispersen por una mala identificación de la autoría (ver herramientas vinculadas con la identidad digital en este enlace).

El SEO Académico como proceso. Fuente: elaboración propia

En el diagrama precedente vemos que, una vez asegurada la consistencia de nuestra identidad, aparecen estos pasos:

  • Publicar el artículo en una revista Open Access
  • Alternativamente, proceder al autoarchivo tan pronto el artículo deje de estar embargado por la política de la revista en cuestión
  • Proceder a diferentes acciones de difusión activa mediante el uso de redes sociales académicas y convencionales, así como con el uso de otras plataformas, incluyendo el blogging, así como cualquiera de las otras acciones que, según veremos, recomiendan las seis editoriales seleccionadas.

Páginas sobre SEO académico de seis editoriales internacionales


Las seis páginas sobre SEO académico de las editoriales que hemos seleccionado para su consideración son las siguientes:

A continuación, una galería con los contenidos más relevantes de las páginas anteriores. El propósito de esta galería no es, necesariamente, sustituir la visita y, en su caso, lectura atenta de las páginas correspondientes, sino, por el contrario, promover la misma mostrando de forma clara y directa lo que nos pueden proponer cada una de ellas.

Elsevier


Cabecera de la página de Elsevier sobre SEO académico.

Cultivar una fuerte reputación y compartir responsablemente son dos de las ideas principales que vemos en la parte superior de la página de Elsevier.

La de compartir responsablemente, por cierto, parece vinculada al deseo de Elsevier de luchar contra la práctica de algunos autores, que no consideran la de cesión de derechos que hicieron al publicar en ciertas revistas.

Básicamente, lo que señalan es que siempre hay alguna forma de autoarchivo disponible: preprints o después del período de embargo.

Promover

Promover: uno de los verbos involucrados por Elsevier para proporcionar estrategias de SEO académico a sus autores.

Vemos aquí los puntos principales del apartado de la promoción, que además del recurso a las redes sociales sugiere el uso de notas de prensa para los medios de comunicación.

Incluye la idea de monitorizar el impacto mediante “article level metrics“, suponemos por la simple pero eficaz idea de que solamente podemos mejorar lo que podemos medir.

Igualmente, proponen el uso de AudioSlides, una herramienta de difusión de tipo podcast de Elsevier. Invitan, igualmente a descargar algunas guías (hemos incluido los enlaces en las referencias finales).

Compartir

Compartir es el segundo grupo de acciones que propone Elsevier en su política de SEO académico.

Por lo que hace a la difusión en el caso de Elsevier vemos los puntos principales de esta clase de actividades que incluyen la posibilidad de utilizar accesos temporales a las versiones en HTML o PDF de sus artículos (hasta 50 días), mediante otra herramienta propia: Share Link.

Emerald


Cabecera de la página de Emerald.

En el caso de Emerald, la página comienza presentando su filosofía sobre aspectos de difusión en general, remarcando la importancia del impacto social de la misma, pero sin entrar en propuestas concretas.

Dimensiones de influencia

Un interesante diagrama sobre los diversos aspectos donde un artículo de calidad puede incidir socialmente.

A continuación, Emerald opta por señalar las seis dimensiones en las cuales una investigación puede tener impacto social y que son, según indican mediante un diagrama, las siguientes:

  • Enseñanza y aprendizaje
  • Práctica
  • Politicas públicas
  • Economía
  • Sociedad y entorno
  • Conocimiento

Emerald refuerza la idea a favor de artículos que tengan algún impacto social mediante una frase de indudable interés que reformula las seis dimensiones anteriores:

(…) research that supports teaching, that contributes to the body of knowledge, that helps companies to be better managed, that influences public bodies and policymakers, that benefits society or the environment, or that contributes to economic development

Para alivio de sus candidatos a autor, señalan que no esperan que cada artículo cumpla todas esas funciones a la vez.

A partir de aquí, la estrategia consiste en que, dado que se supone que los artículos publicados por las revistas de Emerald tienen  impacto en alguna de las dimensiones indicadas, la difusión de los mismos se puede llevar a cabo en base a destacar tales impactos en las acciones de promoción.

Reforzar el impacto

En este caso, vemos la forma en la Emerald proporciona información sobre el impacto de sus artículos, seguidos de una lista de enlaces útiles.

La aproximación de Emerald a la promoción de sus artículos combina el uso de métricas, el recurso a notas de prensa, la preparación de formatos breves para ayudar a difundir artículos y un interesante punto en el que indican que requieren añadir “social implications” en la estructura de los resúmenes (abstracts) que solicitan a sus autores.

Como hemos visto, la estrategia de Emerald presenta de este modo, una estrategia muy interesante: inciden en los aspectos en los cuales un buen “paper” puede tener incidencia social para poder después difundirlo basándose en tales aspectos.

SAGE


Cabecera de la página de SAGE Publishing con referencia directa al uso de las redes sociales y el blogging.

Por su parte, la propuesta de SAGE está muy vinculada al blogging como forma específica de difusión de sus publicaciones.

Blogs

La estrategia de SAGE descansa en los blogs.

De forma coherente con la estrategia principal de SAGE para promover a sus autores a través de un sistema de blogs, la editorial aporta una serie de plataformas propias, alguna de las cuales admiten aportaciones directas de los autores de sus publicaciones.

Publicar en The Conversation

SAGE y The Conversation.

Finalmente, SAGE propone una colaboración directa con el importante medio The Conversation, un cibermedio que acepta artículos de divulgación científica basadas en investigaciones académicas.

Springer


La cabecera de Springer para el SEO Académico de sus autores y publicaciones

En el caso de Springer, sus propuestas comienzan por incidir en la importancia de los resúmenes y los sistemas de indexación.

Promocionar

La sección concreta donde Springer propone sus acciones de promoción de artículos por parte de los autores.

Springer propone el recurso a sus herramientas propias, principalmente  SpringerLink, una base de datos de acceso en abierto que indiza los contenidos de la editorial.

Cabe señalar que, aunque la base de datos es abierta, esto no significa que el acceso a los documentos completos lo sea también. 

Por tanto, estamos ante un instrumento de visibilidad y difusión, no de acceso, ya que es independiente de las condiciones del mismo, que dependerán del contexto de uso.

Taylor and Francis


La cabecera de Taylor & Francis para ayudar con el SEO Académico de sus autores incluye la invocación al principio general de la importancia de producir trabajos con impacto.

Acciones concretas

Primera parte de los 10 consejos para autores para el SEO académico.

Vemos, en el caso de Taylor and Francis la propuesta de utilizar una de las herramientas propias de la editorial a través de la página para autores Authored works.

Las herramientas de esta página incluyen la disposición de un enlace libre al artículo que permanece disponible hasta 50 descargas del mismo.

Vemos, así mismo, referencias a utilizar los últimos artículos en el pie de nuestros correos (una práctica cada vez más extendida) así como la idea de incluir los artículos en una lista de lecturas sugeridas a los estudiantes.

Esto último, no obstante -añadimos nosotros- deber ser utilizado de forma muy responsable para evitar prácticas poco recomendables.

Medios sociales

La segunda parte de los consejos de SEO académico para los autores de Taylor & Francis.

Las propuestas de esta editorial incluyen, además de consejos más o menos reiterados basados en las redes sociales, la idea de producir resúmenes en vídeo de los artículos (video abstracts), consejos específicos sobre como utilizar Twitter y el uso de la herramienta Kudos.

Wiley


La cabecera de la página de Wiley para la promoción y difusión de sus artículos y publicaciones.

Entre el denominado Promotional Toolkit, Wiley ofrece la posibilidad de compartir el artículo, con un número ilimitado de descargas con hasta 10 colegas.

Medios sociales

La segunda parte de la lista de consejos de Wiley.

Otras propuestas de Wiley incluyen también los video abstract, además de la idea de presentar o incluir los últimos artículos en nuestras comunicaciones o conferencias en Congresos (si está pensando que esta clase de consejos no son necesarios, piense de nuevo).

Herramientas de promoción

El pdf de Wiley que hemos usado también como motivo de cabecera.

Vemos que, para Wiley, disponemos de hasta 9 herramientas para promocionar nuestros trabajos académicos (aunque evidentemente algunas se solapan):

  • SEO, lo que incluye al SEO prepublicación, es decir, la optimización de palabras clave, pero también conseguir enlaces de entrada a nuestros artículos en la web.
  • Congresos, por tanto, aprovechar comunicaciones o conferencias para presentar nuestros últimos trabajos.
  • Publicidad, lo que incluye envíos de notas de prensa a los medios de comunicación.
  • Redes sociales académicas, en especial, según Wiley, Mendeley y Academia.edu
  • La Web en general, lo que incluye actualizar nuestra información en la universidad con los últimos artículos, registrar la identidad digital en ORCID e intentar conseguir enlaces en la Wikipedia mediante la búsqueda de artículos de la misma que puedan incluir una referencia (y un enlace) a nuestra publicación.
  • Mutimedia: crear vídeos cortos de explicación de los artículos o también podcasts.
  • Correo electrónico, lo que incluye incluir los últimos artículos en el pie de nuestro correo, tanto como usar el correo para informar a nuestros colegas de nuestras últimas publicaciones.
  • Compartición de artículos mediante las herramientas de Wiley  así como la página Wiley Author Services (no olvidemos que estamos examinando los consejos de Wiley)
  • Medios sociales en general, en especial Twitter, LinkedIN y Facebook.

Síntesis en 9 puntos

Si tuviera que sintetizar las propuestas que el examen de estas seis páginas presentan, haría la siguiente lista, cuyo orden es significativo (al menos para mí) con las cinco primeras como las más importantes, con diferencia:

  1. Registrar nuestra identidad digital en servicios como ORCID
  2. Optimizar el artículo con palabras clave en el título, resumen (muy importante) y, por supuesto, cuerpo del artículo.
  3. Utilizar al máximo las herramientas de la propia editorial, cuando sea el caso, por tanto, debemos explorar la página de ayuda a los autores de la revista (Author Service o equivalente) para revisar con atención las posibilidades que ofrecen. Esto incluye seguir, en lo posible, las propuestas que algunas editoriales envían de forma proactiva a los autores una vez publicado el artículo.
  4. Publicar en abierto o, en su defecto, utilizar el autoarchivo para subir nuestro artículo a repositorios académicos y redes sociales tanto generalistas como especializadas.
  5. Utilizar las páginas de información personal de nuestra universidad o centro de trabajo para incluir enlaces a nuestros artículos. Esto incluye mantener al día nuestros CV en las plataformas oficial de la universidad o centro de trabajo.
  6. No olvidar incluir nuestros últimos trabajos en las presentaciones y comunicaciones en jornadas y congresos, si tienen relación con el mismo y con nuestro tema.
  7. Considerar enviar notas de prensa si nuestro trabajo tiene algún impacto social remarcable.
  8. Considerar crear vídeo-resúmenes de nuestros artículos e investigaciones.
  9. Considerar el blogging, ya sea usando nuestro sitio web personal, si el caso, o las plataformas a las que tengamos acceso, por ejemplo, el blog de la editorial, si es el caso, o algún blog de nuestra universidad o centro de trabajo.

Adicionalmente:

  • Considerar, en nuestros nuevos artículos, la oportunidad de añadir alguna autocitación. Por supuesto, el exceso de autocitación es una mala práctica, pero tampoco tiene sentido dejar de añadir una o dos referencias recientes en nuestros propios trabajos si están directamente relacionadas. El motivo de esta consideración es que las prisas pueden hacernos perder de vista que hemos dejado de añadir referencias relevantes y necesarias.

Tengo algunas reservas, en cambio con estas medidas:

  • Añadir los últimos artículos al pie de los correos. Creo que casi nadie mira esa información. Puede funcionar bien, no obstante. En teoría, podemos alegar, no hace ningún daño.
  • Enviar los artículos o las referencias por correo a nuestros colegas de forma sistemática. Nuestros colegas son personas al menos tan ocupadas y atareadas como nosotros. Pueden no tomárselo bien. Nada que objetar en cambio, si lo mandamos  de forma muy selectiva a un colega que sabemos, con toda seguridad que está genuinamente interesado en el tema.
  • Incluir nuestros últimos artículos en listas de lecturas recomendadas a nuestros estudiantes. Solamente si tales artículos están MUY relacionados con la docencia, es decir, si son una ayuda genuina a los estudiantes, en otro caso, mejor abstenerse. A nuestros estudiantes debemos proporcionarles materiales docentes, y los artículos de revistas de investigación, sin duda pueden serlo, pero no es frecuente. La situación es diferente si hablamos de estudiantes de tercer ciclo (Másters y Doctorados) pero volvemos a necesitar que el tema esté directamente relacionado.

Conclusiones

Hemos presentado las páginas de seis importantes editoriales académicas internacionales en las que presentan sus propuestas y visiones sobre la mejor forma de maximizar el impacto de sus autores, por la simple razón de que tal impacto acaba redundando en el impacto de la publicación.

Se trata del conjunto de medidas que pueden hacer los propios autores, cada uno con su obra respectiva, y que es independiente de las que lleva a cabo la propia editorial en la promoción de sus revistas.

De este modo, podemos ver que el SEO académico es un conjunto de acciones que ayudan a todos los integrantes de la cadena de publicación académica: al autor y a su editor por las razones indicadas, pero al lector de tales publicaciones también le ayuda, porque el SEO actúa en tal caso como un eficaz mediador entre el autor y el destinatario del mensaje.

Emergen algunas prácticas, como la de crear páginas para autores, denominadas en ocasiones como Author Services, la búsqueda de formas de compartir artículos en abierto incluso en el caso de publicaciones de pago y propuestas como las de crear vídeo-resúmenes de los artículos.

Las páginas de estas seis editoriales pueden constituir posibles modelos para editoriales nacionales, puesto que éstas también deberían apoyar al máximo la visibilidad de sus autores, cosa que, por cierto, algunas de las mejores editoriales académicas españolas ya hacen de forma regular. 

En este sentido, por mi especial vinculación, no puedo dejar de mencionar a El Profesional de la Información, con una política sistemática y muy creativa de ayuda a los autores, e Hipertext.net, donde siempre nos ha parecido que esforzarnos por mejorar la visibilidad de cada número, con acciones específicas de promoción, era una de las mejores aportaciones que podíamos hacer a nuestros autores.

Afortunadamente, sabemos bien que no son los únicos ejemplos de buenas prácticas, ni mucho menos, y ni siquiera estoy seguro de que sean los mejores, ya que el panorama de ediciones académicas españolas de alta calidad no cesa de crecer. Por tanto, el párrafo anterior no debe considerarse en detrimento de ninguna otra editorial, obedece simplemente a un sesgo de este autor, sin perjuicio de próximos análisis dedicados a editoriales españolas, tal como en esta ocasión hemos hecho con relación a editoriales internacionales.

Los sitios analizados

Referencias y enlaces sobre SEO Académico