Curación de contenidos con Bard/Gemini, la IA de Google que aporta auto verificación de sus contenidos

Google Bard

Google Bard, la interfase para utilizar la inteligencia artificial de Google, está incorporando su nuevo modelo de inteligencia artificial, denominado Gemini. En lo que sigue, revisamos su funcionamiento dado que incluye funciones sumamente interesantes de verificación, con lo que resulta idóneo para curación de contenidos profesionales.

Google se ha incorporado un poco más tarde a la carrera de las IA pero con Gemini creemos que está marcando el camino a seguir, al incorporar procesos de auto verificación de sus propios contenidos, tal como vamos a mostrar.

Cabe señalar que, de momento, para que Bard active las nuevas funciones de Gemini los prompts deben estar redactados en inglés. Está anunciada la próxima disponibilidad en otros idiomas, pero en esta guía hemos usado prompts en inglés.

GUÍA DE GOOGLE BARD CON GEMINI


Inicio

En la captura hemos destacado los apartados principales de la interfaz de Google Bard:

  • En el centro de la pantalla, tenemos un panel que sugiere tres formas principales de usar Google Bard mediante una taxonomía simple pero interesante:
    • Comprender
    • Crear
    • Explorar
  • La caja de prompts con tres apartados: la caja central para entrar prompts en formato de texto, y en ambos laterales tenemos la posibilidad de usar imágenes (a la izquierda) y de usar voz (a la derecha).
  • En el lateral de la derecha tenemos opciones de gestión de los prompts anteriores. Al pasar el cursor, se activa un menú de tres puntos verticales que permite tres acciones básicas: fijar el prompt, cambiar el nombre y eliminarlo.

Prompt

Para asegurar que podremos activar Gemini, hemos usado un prompt en inglés. Como se puede ver el prompt es el siguiente: «Could constructive and solutions journalism mitigate the phenomenon of news avoidance?».

La respuesta, de la que mostramos la parte superior es la habitual, en el sentido de que obtenemos un razonamiento bastante plausible, bien articulado que incluye una combinación de conceptos, proposiciones y algunos datos factuales, en forma de casos concretos. La parte diferencial aparece cuando activamos Gemini, cosa que mostramos en la captura siguiente.

Forma de activar la verificación de Gemini

Una vez nos situamos al final de la respuesta de Bard, gracias a Gemini, vemos un nuevo botón con el logo de Google. Al activar este botón, se reinterpretará la respuesta original y algunas secciones quedarán marcadas con un sencillo código de dos colores, que ilustramos en la siguiente captura.

La codificación por colores

Al hacer clic en el icono con el logo de Google, aparecen dos cambios principales:

  • Algunos párrafos, en especial aquellos que pueden incluir aseveraciones de tipo factual, reciben un código con uno de dos colores: o bien uno de color verde o uno de color salmón, con el significado que explicaremos después.
  • Además, aparece un nuevo enlace denominado Comprende los resultados.

Explicación del código de colores

El código de colores tiene tres posibilidades:

  • Verde. Implica que Google, como puede verse en la captura, ha encontrado una fuente que, al ser de contenido similar, eventualmente puede actuar como soporte de la afirmación remarcada. Al hacer clic en el párrafo marcado, se abrirá una tarjeta emergente que presenta la fuente correspondiente.
  • Salmón. Se trata o bien de aseveraciones de las que, pese a requerir alguna verificación, Google (1) no ha encontrado nada que la respalde, o bien se trata de una afirmación de la que Google (2) ha encontrado una evidencia distinta. Este último caso es interesantísimo. En las pruebas no sistemáticas que hemos hecho, no hemos tenido la suerte de encontrarnos con esta segunda posibilidad. No obstante, la mera existencia teórica de esta posibilidad es altamente alentadora de las cosas que puede hacer Bard con el añadido de Gemini. Esperemos que no sea un caso de vaporware.
  • Ausencia de código. La no marcación de texto, también tiene un significado, aunque en este caso no es concluyente. Según la explicación de Google puede tratarse de un texto que no requiere verificación porque no transmite información sobre hechos, o bien que, aunque necesita verificación no ha encontrado nada.

De este modo, el marcado de colores aporta herramientas de ayuda a la verificación por parte del usuario si piensa publicar esta información o planea usarla en algún contexto sensible. Aunque es evidente que necesita mejoras, porque una parte importante del código no es concluyente, es un comienzo muy prometedor. De hecho, podemos decir que marca todo un camino para los próximos desarrollos de las IA. En las próximas capturas mostramos con mayor detalle como funciona el código.

Verificación 1 · Conceptos

En la captura tenemos ejemplos de proposiciones de las que Bard/Gemini ha encontrado alguna clase de soporte o de evidencia (color verde). En la captura, hemos hecho clic en la primera de las evidencias encontradas y esto da como resultado una tarjeta emergente donde tenemos una URL y un extracto de texto que eventualmente puede dar soporte a la frase relacionada.

Es un caso especialmente interesante, porque se trata de una frase que establece una relación conceptual. En este caso, entre el periodismo constructivo y la recepción emocional positiva de las noticias.

En la captura, vemos otras frases marcadas también en color verde, y si hacemos clic en ellas, abrirán las fuentes respectivas en las que existe una probabilidad de confirmación de lo que señalan.

Verificación 2 · Datos factuales

Mostramos en este caso un segundo ejemplo de afirmación con posibilidad de verificación mediante un texto de un sitio web que sustenta la existencia factual del ejemplo aportado por la IA.

Ausencia de evidencia

En este caso, mostramos la situación en la que Bard/Gemini ha detectado una afirmación determinada, en este caso sobre el The New York Times, que sin embargo la búsqueda con Google no ha podido confirmar. Pero, recordemos aquí el famoso juego de palabras, «la ausencia de evidencia, no es evidencia de ausencia». Al respecto, la segunda frase de la tarjeta emergente no puede ser más elocuente: «Te recomendamos que sigas investigando para evaluar la afirmación».

Expandir la búsqueda

Vale la pena recordar que las IA suelen ofrecer formas de expandir la búsqueda con preguntas o prompts generados por la propia IA. Bard aporta también esta posibilidad. De este modo podemos ir construyendo cada vez un contenido textual más amplio, en función de nuestro interés en seguir interaccionando con el sistema para un mismo tema.

Utilidades de exportación

Aquí tenemos en acción algo de lo mejor de las IA, a saber, posibilidades de exportación para agilizar procesos productivos, como generar documentos, en este caso, al procesador de textos de Drive, o aportar directamente la redacción de un borrador de correo.

Reedición

En este caso, tenemos la posibilidad de modificar la respuesta por cinco vías distintas. Permite extender o acortar la respuesta (1, 2) y también tenemos la posibilidad de seleccionar tonos de respuesta (3, 4, 5). No obstante, en nuestras pruebas muy limitadas, la mejor versión ha resultado ser la primera. Esto dista de ser inconveniente, parece lógico y muy útil que la primera respuesta sea la más eficaz. Pero, es evidente que esto puede variar según el prompt, y sobre todo según los intereses de quien hace la pregunta, por lo tanto, está bien que exista la posibilidad.

Conclusiones

La deriva que adopta Bard con el añadido de Gemini puede ser espectacularmente útil para los profesionales que necesitan incorporar la curación de contenidos como parte de sus rutinas o de sus actividades profesionales.

Seguramente es difícil encontrar una profesión que sea a la vez interesantes y no necesite curar contenidos, pero está claro que es el caso de las diferentes ramas profesionales de la comunicació social, empezando por los periodistas y siguiendo por los creadores del audiovisual y de la publicidad.

También, por supuesto, los académicos en general, ya sean estudiantes elaborando sus trabajos o ya sean profesores o investigadores. Por tanto, muy bienvenido Gemini y en especial su idea de evaluar las afirmaciones y utilizar una serie de señales de fiabilidad como las que hemos comentado. Es el camino a seguir. Una IA debe usar su potencialidad no solamente para genera contenidos, sino para hacer, al menos, una primera evaluación sobre su fiabilidad.


Entradas relacionadas